• Iluminación interior. Aspectos Básicos.

    19 Abril 2011
    Publicado en Blog | Sin comentarios »

    Para entender el proyecto de iluminación en interiores antes debemos definir unas características básicas de la luz. En este primer acercamiento solo nos dedicaremos a aclarar los diferentes conceptos que conforman el vocabulario básico de iluminación.

    Temperatura de color.

    La temperatura de color de una fuente de luz se define comparando su color dentro del espectro luminoso con el de la luz que emitiría un cuerpo negro calentado a una temperatura determinada.(Wikipedia). Más facil sería preguntaros si habéis notado la diferencia entre la luz de una bombilla incandescente convencional o la luz de una chimenea y la luz de una bombilla estándar de bajo consumo o un tubo fluorescente.  Unas dan una luz un tanto naranja y otras una luz más blanca. Sin irnos más lejos todos habremos notado también la diferencia entre la luz anaranjada del amanecer y la luz blanca del medio día. Esta diferencia es la buena definición de la temperatura de color, la más práctica. La temperatura de color se mide en Kelvin y como datos aproximados estimaremos que por debajo de unos 3000 ºK obtendremos ambientes cálidos, entre 3000 ºK y 5000 ºK obtendremos ambientes neutros y con temperaturas mayores a 5000 ºK obtendremos ambientes fríos.

    ¿La importancia de la temperatura de color? La temperatura de color influye psicologicamente en las actividades que se realizan en las diferentes estancias iluminadas. La bombilla incandescente (temperatura cálida)  la solemos utilizar en lugares hogareños, salones, salitas,… es como la luz de la chimenea, acogedora. Sin embargo para un lugar de trabajo, un espacio grande lleno de mesas y gente en el que puedes llegar a tener sensación de agobio se necesita una luz mas parecida a la luz del día, temperatura neutra-fría. Con esta característica podemos conseguir que las personas se sientan cómodas o no en las diferentes estancias, incentivar diferentes actividades e influir en estados emocionales.

    Una de las desventajas que esta produciendo la nueva “ecología” es la desaparición de las bombillas incandescentes. Con esta desaparición dejaremos de poder tener ese sofá en ese salón tan confortable en el que nos gusta tanto taparnos con la manta en los meses de invierno. ( habrá que comprar bombillas para 40 años más)

    Rendimiento del color.

    El rendimiento del color es una medida de calidad de reproducción de los colores de las lamparas, nos da mayor capacidad para diferenciar y reconocer los colores. Para medirlo se utiliza el IRC (Indice de reproducción del color). El Comité español de Iluminación ( CIE ) hace una clasificación de lamparas en cuanto al uso y al IRC que podremos encontrar por internet sin ningún problema aunque en general se puede decir que no se utilizan lamparas con IRC por debajo del 80% en lugares en los que se encuentren personas con normalidad.

    Deslumbramiento.

    Es la sensación producida por una luminancia exagerada dentro de un campo visual que altera la sensibilidad del ojo, causando molestias, reduciendo visibilidad o ambas cosas. Es una característica que creo que todo el mundo conoce personalmente por lo tanto no creo que sea necesario entrar en más explicaciones.

    Flujo luminoso.

    Caudal de radiación de una fuente luminosa en la unidad de tiempo. Se mide en Lumen (lm).

    Intensidad luminosa:

    Relación entre el flujo emitido por una fuente luminosa y el ángulo sólido en el que se emite.  Su unidad en el sistema internacional es la candela (cd).

    Curva fotométrica.

    Es una representación plana de tipo polar de los vectores de intensidad luminosa de una sección determinada de un solido fotométrico.  Las curvas fotométricas muestran cómo se emite la luz en las lámparas y luminarias. Esta curva es de las mejores descripciones de una luz que podemos conseguir para poder imaginar que efecto va a producir en el lugar que escojamos para utilizarla. Las podemos conseguir en los diferentes catálogos de lámparas y luminarias. Para un proyecto de iluminación son imprescindibles.

     

     

    Iluminancia o Nivel de iluminación.

    Es la relación que existe entre el flujo luminoso y la superficie en la que incide, es decir, la cantidad de luz que recibe una superficie iluminada. Su unidad es el Lux y para medirla se utilizan los fotómetros. En un proyecto de iluminación interior es la magnitud que más nos va a ayudar a conocer lo q

    ue está sucediendo en cuanto a luz se refiere gracias a los diagramas isolux con los que podremos ver en plano los puntos donde se tienen los mismos niveles de iluminación.

     

     

    Luminancia.

    Se define como la densidad angular y superficial de flujo luminoso que incide, atraviesa o emerge de una superficie siguiendo una dirección determinada (wikipedia). Mientras que la iluminancia nos describe la potencia luminosa que incide en una superficie, vemos que la luminancia nos describe la luz que procede de esa misma superficie. Influirá mucho en ella los materiales de los que este hecha dicha superficie.

    Eficacia luminosa.

    Relación entre la luz producida y el caudal energético que se necesita para conseguirla. Su unidad de medida es lm/w.

     

    Fuentes: www.erco.com; Wikipedia; Etsa Sevilla.